Menguada la Hora

Desde que el joven Gustavo Adolfo se enteró que Enriqueta Martínez, esposa de Adolfito, el hijo del italiano Adolfo Conti, no era su verdadera madre, sino que quien lo engendró con su padre fallecido y lo parió fue Amelia Martínez, a la que siempre había querido como su tía consentidora y alcahueta, se fue de la casa dejando sólo una carta en la que les explicaba, a las dos, que lo sabía todo y que se iba para poder entender… Pero Gustavo Adolfo nunca más regresó… y Enriqueta y Amelia, continuaron encerradas con su doloroso silencio en la Casa de Penichez, en El Calvario, repitiendo todos los días lo mismo; recordando sin perdón las cosas que habían hecho sufrir, para volver a sufrir nuevamente, cada día, como un castigo por la mentira en la que vivieron mientras su hijo iba creciendo, convirtiendo la casa de bahareque de Penichez, en El Calvario, en el purgatorio, de donde no había escapatoria, ni perdón, sino los fantasmas de la culpa… En la que, mientras se atormentan con sus recuerdos, esperan a Gustavo Adolfo, el hijo de ambas, para poder cantarle el cumple años feliz… mientras los agobiantes cantos de los gallos de la gallera vecina los atormentan y la oscuridad se las traga para volver a iniciar al otro día… mientras los años, las décadas y hasta los siglos prosiguen sin notar que ellas continúan allí.

FUNCIONES COMERCIALES:

04, 05, 11, 12, 18, 19, 25 y 26 de abril de 2019

HORA: 5:30 p.m.

VALOR DEL BOLETO: 6000 Bs.