El deseo de Jack Black

En una pequeña ciudad llamada Garden City, se muda una familia un tanto rara, oscura y espeluznante, todo lo contrario, con el tipo de familias “normales” que viven en esa ciudad. Todos alrededor comienzan a comentar la llegada de estos raros personajes y se empieza a levantar una ola de rechazo hacia ellos. Los Black, absortos de todo y de todos, tratan de llevar su vida normal al margen de los dimes y diretes. Pero el niño de la familia, Jack Black, cansado de los rechazos y las miradas que condenan, comienza a sentirse mal y empieza a buscar una manera de cambiar esa realidad, entra en conflicto con su yo, comienza a cuestionar sus raíces y comete el error de querer ser alguien más para tratar de encajar y tener amistades; y específicamente, gustarle a la niña que le roba el aliento. Jack un día leyendo uno de sus libros, lee un cuento de un hombre que cambió su aspecto por el amor de una dama, imita el hecho y se va a la escuela disfrazado, todos se burlan aún más de él y Linda, la niña de sus sueños, ni así le presta atención. Decepcionado, va caminando hacia su casa y se topa con unos zapatos en una esquina, son unos zapatos de flamenco, al tomarlos, una voz misteriosa le habla anunciándole que esos zapatos son mágicos y que contienen un súper deseo, que sólo lo podrá pedir el día de su próximo cumpleaños. Al escuchar Jack esas palabras, se emociona y comienza a soñar en lo que pudiese pedir. Llega el día de su cumpleaños y de los 30 niños del salón invitados a la fiesta, sólo van 4, entre ellos, Topper, un niño malvado que en todo momento le sabotea la fiesta, Jack intenta evadir todo ese bullying para que no le arruinen su día. Topper para seguir molestando a Jack le pone algo a la bebida para que Jack sufra una especie de enfermedad. Gunter entre sus despistes intercambia los vasos y quien termina tomando la bebida contaminada es Topper. En medio de ese conflicto por lograr sanar al chico malvado, Jack tiene que decidir si usar su deseo para enamorar a Linda o usarlo para salvarle la vida a Topper. Al final hace lo correcto, pide el deseo a favor del chico malo y lo salva. Así Jack da una demostración de ser una persona excepcional. De esa forma Jack se gana el cariño de los compañeros y la atención de Linda, cumpliéndose al fin su más anhelado sueño, que su papá lo deje bailar flamenco.

Texto original de: Reinaldo Navas

Dirección: Reinaldo Navas

Producción: VISION PRODUCCIONES

Asistente de escena: Edgardo Sorondo

Diseño grafico: Emmanuel Evans

Jefe de Prensa: Deisy Álamo

Diseño de luces: Dheijzwyc Merchán

Coreografías: Reinaldo Navas

Vestuario: Luisa de Romero.

Teatro Infantil (“A”)

Todos los Domingos a partir el 10 de febrero de 2019

Espacio: Sala 2

Horario: 3:00 p.m.

Costo del Boleto: Entrada General BsS. 4.000

Productor: Pedro Leal / 0414-4003000 / pedrolealmanager@gmail.com